La final de la Liga ARCO Mexicana del Pacífico se definió hasta el Juego 7, donde los Charros de Jalisco destrozaron 1-8 a los Tomateros de Culiacán y se consagraron campeones de la temporada 2021-22.

Los Charros consiguieron su segundo campeonato, el primero fue en la temporada 2018-19 y se definió en seis juegos ante los Yaquis de Obregon. Ahora representarán a México en la próxima Serie del Caribe que se disputará en República Dominicana del 28 de enero al 3 de febrero.

Los de Jalisco se impusieron en la parte baja del segundo capítulo al conseguir una ventaja que determinó el juego. Amadeo Zazueta conectó un extrabase y Christian Villanueva logró concretar la primera carrera de la tarde, después fue Zazueta el que se plantó en la goma para marcar el 0-2; el siguiente turno fue para Jesús Aguilar, quien sacó un batazo al jardín izquierdo para que Fernando Flores consiguiera la ventaja 0-3.

Tras una serie de imparables en la parte baja de la cuarta entrada, los Charros ampliaron la ventaja 0-7, cortesía de Agustín Murillo, Amadeo Azueta, Fernando Flores y Esteban Quiroz.

Fue hasta tres episodios más tarde que los Tomateros reaccionaron para poner la pizarra 1-7 con un cuadrangular de Joey Meneses, pero Jose Aguilar impulsó a home a Sebastián Elizalde para el definitivo 1-8.

El séptimo juego no fue suficiente para los de Culiacán y no pudieron conseguir el tricampeonato, además, por primera vez en la historia de la franquicia perdieron el juego 7.

Brennan Bernardino brindó una joya de picheo en el momento más importante de la temporada, lanzó de manera brillante por ocho episodios y se anotó la victoria tras permitir sólo cuatro imparables y una carrera. El revés fue al registro de Manny Barrera (1-1), castigado con seis imparables y seis anotaciones en apenas tres innings y un tercio.

* Con Información cortesía de: Marca Claro.com

Anuncio