Ciudad de México.- El bolsillo de las familias mexicanas enfrenta un grave descontrol de precios, por eso es muy importante analizar los precios antes de realizar una compra.

En Dinero en Imagen nos dimos a la tarea de analizar el precio de 10 productos básicos, específicamente la diferencia entre enero y junio del 2022. Aquí te los presentamos:

El precio del jitomate saladatte se ubicaba en un nivel de $42.50 por kilo; afortunadamente ahora en la mitad de año se vende en un precio promedio de $26.62 por kilo.

El precio del limón se ha logrado reducir bastante, ya que en enero se vendía hasta en $62.00 y actualmente se ofrece desde $32.00 por kilo. Sin embargo, aún existen lugares que ofrecen el kilo de limón hasta en $55.00, un gasto muy considerable para muchas familias mexicanas.

La mayoría de mexicanos ya no pueden disfrutar el exquisito sabor del aguacate, dado que ha sido uno de los productos con mayor impacto; a inicios del 2022 el aguacate hass se vendía en un precio de $69.00 y ahora se ofrece hasta en $130.00 por kilo.

La manzana golden también ha sufrido un impacto, ya que durante enero se vendía en un precio promedio de $49.00 y actualmente se puede comprar hasta en $69.90 por kilo; más de veinte pesos de diferencia.

Para algunos también es difícil disfrutar un rico jugo, debido a que el precio de la naranja se elevó desde los $15.00 a un máximo de $26.90 por kilo.

El tomate verde es uno de los productos que más ha reducido su precio; en el mes de enero se ofrecía hasta en $59.00 y afortunadamente ya se ha reducido a un promedio de $27.17 por kilo.

La carne es un alimento muy tradicional para las familias mexicanas, desafortunadamente no es nada sencillo ya que el precio del bistec de res se elevó de $180.00 hasta los $214.00 por kilo.

Otro alimento que ha sufrido un impacto es el pollo, específicamente el precio de la pechuga se elevó de los $125.00 a los $159.61 por kilo. Lo más desafortunado es que una pechuga completa de pollo rebasa el kilo, por lo que la mayoría de familias compran una menor cantidad.

El aceite comestible también ha subido; durante el mes de enero se vendía a un precio máximo de $36.90 y actualmente se ofrece hasta en $73.43 por unidad.

El azúcar es un producto básico para la mayoría de mexicanos, afortunadamente este se ha mantenido estable durante la primera mitad del año al pasar de los $18.50 hasta un máximo de $23.00 por kilo.

El reporte más reciente de la Profeco calcula que los mexicanos necesitan más de $1,000 para adquirir la canasta básica, la mejor forma es acomodar tus gastos al presupuesto disponible. El alza de precios se debe al negativo dato de la inflación, específicamente al cierre de la primera quincena de junio repuntó a un nivel del 7.88% interanual.

Quizá también deberías de conocer la opinión del economista Agustín Carstens acerca de la inflación, aquí te lo compartimos.

Lamentablemente las expectativas no son nada alentadoras, debido a que la inflación podría rebasar el nivel del 10% y además existen temores acerca de una recesión.

Con información del Inegi y la Profeco

Anuncio