El líder nacional de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Francisco Solares Alemán, se quejó de que el Ejército Mexicano se ha convertido en la principal competencia para los constructores formales.

Las Fuerzas Armadas están realizando obras grandes en el país por orden del gobierno federal, desplazando así a las empresas del sector que podrían realizar el trabajo, agregó.

Dijo que además por la pandemia, la falta de inversión pública y privada, entre otros factores, un promedio de 2 mil 500 compañías han cerrado o dejado de facturar en todo el país.

En el marco de su visita a Tabasco con motivo de la toma de protesta de la nueva mesa directiva de la CMIC, mencionó que de 2008 a 2021 la industria tuvo un decrecimiento del 35 por ciento y de 2018 a 2021 se tuvo una baja adicional del 26 por ciento.

Solares Alemán sostuvo además que actualmente el 80 por ciento de la inversión en obra pública en el país proviene de la iniciativa privada y únicamente el 20 por ciento es inversión del gobierno federal, y aún así el recurso es insuficiente.

Anuncio