FOTO: Cuartoscuro

Ciudad de México.- La inflación en México se moderó ligeramente en la primera quincena de septiembre, pero los analistas descartaron que ya haya alcanzado su ‘pico’, ya que el índice subyacente se aceleró por el incremento en los precios de alimentos y en algunos servicios, por lo que se espera que las presiones persistan hacia el cierre de año.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una variación anual de 8.76 por ciento en la primera mitad del noveno mes del año, un poco menos que el 8.77 por ciento de la quincena previa, de acuerdo con datos del INEGI.

Sin embargo, el índice de precios subyacente continuó acelerándose y se ubicó en 8.27 por ciento a tasa anual, su variación más alta desde septiembre del 2000. En su interior, destacó el aumento de los alimentos procesados, de 13.27 por ciento, su mayor avance desde 1999. En los servicios, el índice brincó de 5.23 a 5.43 por ciento anual.

La inflación subyacente explica el 70 por ciento de la inflación general en los últimos doce meses.

La moderación en el INPC se explicó por un menor incremento en el índice no subyacente, que pasó de 10.7 por ciento a 10.22 por ciento anual, en la segunda quincena de agosto a la primera de septiembre.

En la variación quincenal, el INPC reportó un avance de 0.41 por ciento, menor al 0.42 por ciento del mismo lapso del año anterior.

CON INFORMACIÓN DE EL FINANCIERO

Anuncio