Dictó la conferencia magistral “2021: las garantías de una elección confiable”, en el marco de la Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar

Juan Carlos Huerta Vázquez

Un sistema electoral robusto, para defender el voto en las próximas elecciones y lograr un periodo de campañas justas, es lo que el Instituto Nacional Electoral (INE) tiene para hacer valer la democracia en México; aseguró Ciro Murayama Rendón, consejero electoral del INE, quien dictó la conferencia magistral “2021: las garantías de una elección confiable”, en el marco de la Cátedra Latinoamericana Julio Cortázar.

Afirmó que desde el instituto electoral se emprenden acciones para salvaguardar las elecciones más grandes en la historia de México.

El domingo 6 de junio, 94 millones de electores serán convocados para elegir a tantos representantes populares, “este año tendremos 16 conteos rápidos, que se difundirán la misma noche de la elección, de los cuales, 15 son de las gubernaturas y en cada uno, la autoridad saldrá a decir, sí o sí, quién ganó”.

Destacó que además se valdrán del PREP, herramienta que se alimenta de las actas de escrutinio de cada casilla en el país, durante la jornada electoral, que se va agregando a nivel distrital, nivel entidad, de circunscripción electoral y federal, “el próximo 6 de junio toda persona conectada a internet va a poder consultar el sentido de la votación, casilla por casilla, gracias al PREP, al mismo tiempo que las autoridades electorales estaremos conociendo los resultados”.

Recalcó que este sistema no existe en otros países del mundo, donde se da cuenta de los datos -acta por acta- y que refuerza el sentido de las votaciones.

Con respecto al financiamiento ordinario para los partidos políticos, indicó que en 2021 el monto ascendió 5 mil 250 millones de pesos, “con esto, los partidos están en condiciones de competir sin necesidad de financiarse de manera opaca o ilegal”.

Detalló que el reparto de los recursos fue de 30 por ciento de forma igualitaria y el restante se hizo en función de los resultados de la votación de la anterior elección; mientras que los nuevos partidos recibieron 2 por ciento del total.

Recordó que los partidos políticos tienen el derecho de autofinanciarse de fondos y fideicomisos, pero todo recurso de origen privado no podrá superar el financiamiento público y además deben dar a conocer montos y aportantes, “no pueden recibir dinero del erario público ni de empresas mercantiles, tampoco de iglesias y ministros de culto, y tampoco del extranjero”.

Dijo que ya se ha sancionado a candidatos que no han rendido cuentas de sus gastos de precampañas y que “esto demuestra que el INE es una autoridad fiscalizadora severa y rigurosa sin importar quien cometa la falta”.

En cuanto a los tiempos de publicidad, indicó que a partidos y candidatos se les destina espacios en radio y televisión de forma gratuita, por lo que “se prohíbe la compra de publicidad política en los medios electrónicos, para evitar que las preferencias de los concesionarios y el encarecimiento de la contratación de los espacios incidan negativamente en la equidad de la contienda”.

Recordó que se hace un monitoreo de las pautas durante las campañas y que la instancia encargada de hacerlo es la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM.

Pese a percepción general, reconoce logros de la democracia

Aunque existe un descontento colectivo por los resultados desfavorables de la idea de la democracia en México, vinculada a la inseguridad, corrupción, los partidos políticos y estragos tras la pandemia, Murayama Rendón defendió a la democracia pues considera que se han logrado sucesos nunca antes visto en 200 años del México independiente, “que el presidente se halle acotado por poderes divididos, que el gobierno cambie a través de elecciones libres y competidas implica un hecho histórico sin precedente en dos siglos de vida independiente”, explicó.

Otro ejemplo es que en dos décadas ha habido alternancia de partidos políticos en distintos cargos; situación que era impensable durante décadas, “la democracia no era natural en la República Mexicana, sino una frágil y lenta construcción siempre en riesgo, por lo que debería ser protegida sin ambages”, recalcó.

Compartió cifras del INEGI, que indican que 65 por ciento de la población mexicana considera que la democracia es preferible a cualquier otra forma de gobierno, pero 16 por ciento piensan que en algunas circunstancias un gobierno no democrático puede ser mejor, “hoy solo el 2 por ciento de la población dice tener mucha confianza en los partidos políticos. La falta de satisfacción de la democracia debería ser un enérgico llamado de atención sobre lo que puede esperarnos como sociedad en materia política”, externó.

Anuncio