La panista María Eugenia Campos, se registró oficialmente ante el Instituto Estatal Electoral (INE) como la candidata a gobernadora por la coalición “Nos une Chihuahua”, que integran los partidos Acción Nacional y de la Revolución Democrática.

La ceremonia se realizó en la sede de órgano electoral, con la presencia de Marko Cortés, líder nacional del PAN y de Jesús Zambrano, presidente nacional del PRD y se efectuó a menos de 24 horas de presentarse por enésima ocasión ante un juez de control, por las acusaciones que la Fiscalía estatal lleva en su contra, por presuntos actos de corrupción.

En la causa penal 3022/2020, se le acusa del cobro de sobornos a un grupo de empresarios cuando se desempeñaba como alcaldesa de la capital, una vez que les fueron adjudicados contratos para la ejecución de distintas obras.

El gobierno del también panista Javier Corral, le tiene abierta otra causa (2821/2020), en la que la señala de presuntamente recibir dinero público por instrucciones del exgobernador César Duarte, cuando era diputada local.

Entrevistada al término de su registro, Campos dijo que es la primera interesada en que se aclare su situación legal para tener la posibilidad de vivir su campaña de forma libre.

Reiteró que se trata de un caso de violencia política en su contra, toda vez que se trata de una situación que le han endilgado cada vez que inicia un proceso electoral en el que ella participa.

Campos convocó a los sectores de la población a dejar la polarización y la confrontación, porque no se puede dejar a Chihuahua en manos de los “populistas irresponsables, que pretenden gobernar con ocurrencias.

“Estoy segura que podemos generar un entorno más solidario y esa determinación firme, y perseverante, de trabajar por el bien común, donde todos seamos responsables de todos”, apuntó.

El presidente nacional del PAN, Marko Cortés, mencionó que lo importante hoy es sumar y no permitir que la mancha destructora morenista entre a Chihuahua, la que consideró, es un desastre para el país, que hoy se refleja en pérdida de empleos y una alta letalidad de muertes ante el mal manejo de la pandemia.

Zambrano por su parte, destacó la importancia que tiene la elección del próximo 6 de junio, en la cual se juega la democracia en el país, o la consolidación de una dictadura, “o ganamos las elecciones el 6 de junio o vamos a perder el país en los próximos años”, sentenció.

Anuncio