Perla Reséndez

VICTORIA, Tam.- Un juez federal giró órdenes de aprehensión contra 30 elementos de la Marina, por el delito de desaparición forzada de personas en el municipio de Nuevo Laredo.
La Secretaría de Marina-Armada de México informó los hechos habrían ocurridos entre 2014 y 2018 en Nuevo Laredo, por lo que se pusieron a disposición de la Fiscalía General de la República (FGR), a los elementos.

Las órdenes de aprehensión se habrían cumplimentado en estricto apego al protocolo de actuación, el pasado 9 de abril, por presuntamente efectuar actos contrarios a la realización de sus deberes.

“Citadas órdenes de aprehensión corresponden a los hechos ocurridos en citado Estado, donde personal naval que se encontraba desempeñando labores de vigilancia y disuasión, estuvo relacionado con el presunto delito de desaparición forzada de personas”.
A través de un comunicado, la Secretaría de Marina-Armada de México, aclaró que en éste y en todos los casos en que personal naval sea probable responsable de actividades tipificadas como delito, “actuará con estricto apego a la ley, procediendo con rigor, contundencia y transparencia a la ciudadanía”.

Además, y de acuerdo con el principio de presunción de inocencia que rige en materia penal, se presume la inocencia del personal naval involucrado en tanto el Juez de la causa no declare su responsabilidad mediante sentencia condenatoria.

Señalaron que la Marina colabora para que las autoridades encargadas de administrar y procurar justicia en México, sean quienes realicen las investigaciones necesarias, asimismo queda atenta de la resolución que se emita, siempre respetuosa de los derechos humanos.

La Fiscalía General de la República integró 34 carpetas de investigación, por la desaparición de 47 personas entre enero y junio del 2018 en Nuevo Laredo, investigándose a la Unidad de Operaciones Especiales de la Armada.

Al frente de la Unidad, se encontraban dos mandos, Marco Antonio Ortega Siu, jefe de la Unidad y Alfredo Reyes Mondragón, quien estaba al frente de la Base de Operaciones de Marina en esa ciudad.

De acuerdo con información de la FGR, se continúa en a búsqueda de 25 víctimas, otras 19 fueron encontradas muertas, (incluidos menores de edad) entre Nuevo Laredo, Nuevo León y Coahuila y al menos dos fueron encontradas con vida.

En septiembre del 2018, la Semar informó que 257 de los elementos, (tres capitanes, 24 oficiales y 230 marinos), con bases de operaciones Nuevo Laredo y Anáhuac, Nuevo León, fueron trasladados a la Ciudad de México; mientras que la Comisión Nacional de Derechos Humanos, inició expedientes de queja y emitió a la Semar medidas cautelares de protección a las víctimas.

Anuncio