Foto:Noticiasenlamira
  • Debido al clima, decidieron no seguir solos su travesía

Una agotada caravana migrante se entregó a las autoridades del Instituto Nacional de Migración (INM) en Tapachula, Chiapas, tras 40 kilómetros de exhaustivo trayecto.

A la altura de Huixtla, los agotados y sedientos ciudadanos centroamericanos aceptaron el diálogo y la propuesta de entregarse y subir a las furgonetas que dispuso la dependencia para trasladarlos.

Con el temor de ser encerrados o enviados a una estación migratoria, se vieron forzados principalmente debido a las inclemencias del clima, con un registro de 36grados de temperatura en la zona.

Lee: Cae sujeto que golpeó y quemó la ropa de su pareja, a quien tenía amenazada en Hidalgo

Este grupo, que partió el viernes desde Tapachula, se dividió en el municipio de Huehuetán, luego de caminar 26 kilómetros.

El primer grupo abordó vehículos del servicio público y se dirigió al municipio de Huixtla, mientras que resto de las personas llegó domo de Huehuetán donde pernoctaron hasta este fin de semana.

Este sábado por la mañana, la caravana retomó su camino a las 6:00 horas y avanzó a paso lento, seguidos por agentes de la Policía de caminos debido a que los migrantes cerraron ambos carriles de la carretera, provocando un caos vial.

Las caravanas de migrantes en la frontera sur de México se han vuelto imparables ya que sus integrantes buscan salir caminando todos los días de Tapachula en busca de otras oficinas de regularización migratoria donde puedan obtener sus documentos.

(Con información de Noticiasenlamira)

Anuncio