El ayuntamiento de Progreso colocó banderas rojas las playas de ese puerto, así como en las de las comisarías de Chelem, Chuburná y Chicxulub.

Por: Yoisi Moguel Rosel

Progreso, Yucatán, 15 de agosto de 2022.- En las playas de Progreso, Chelem, Chuburná y Chicxulub, se colocaron banderas rojas para cerrarlas a los bañistas ante el avance de la marea roja que ya recorrió más de 60 kilómetros de la costa yucateca, a una semana de iniciar en el puerto de San Crisanto, donde  ya se recolectaron y enterraron más de 10 toneladas de especies marinas.

En plenas vacaciones de verano, el Ayuntamiento del municipio de Progreso, a través de la Policía Ecológica instaló las señales de alerta y pidió a los visitantes no meterse al mar por la presencia de especies marinas que pueden presentar agresividad al estar huyendo de los efectos de la marea roja.

Por ser los puertos con mayor afluencia de vacacionistas la autoridad municipal destinó personal de la Dirección de Pesca y la Policía Ecológica para informar a los visitantes sobre el riesgo que corren al entrar al mar.

“Con el objetivo de proteger la seguridad de los visitantes se continúa la labor de informar que no se debe ingresar al mar para evitar ser atacado por alguna especie marina que viene huyendo por este fenómeno natural”, subrayó el alcalde de Progreso, Julián Zacarías Curi.

Indicó que ambas dependencias recolectan y entierran peces y moluscos que recalan en las playas de ese puerto, y con la ayuda del personal de otras dependencias municipales como las direcciones de Protección Civil, Prolimpia, Servicios Públicos y Ecología y Turismo, se aseguran de seguir los respectivos protocolos para esas situaciones.

Zacarías Curi señaló que elementos de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito del municipio recorren las zonas más concurridas, con el fin de salvaguardar la seguridad y tranquilidad en el puerto, tanto de visitantes como de habitantes del municipio.

Julián Zacarías reiteró que están en pláticas con los prestadores de servicio con el objetivo de que apoyen en estos momentos informando a sus comensales que hay otros sitios para disfrutar en el puerto, y eviten ingresar al mar.

Además, llamó a la población para que, si al recorrer las playas se encuentran con peces o moluscos muertos, se entierren en un espacio seco y lo más alejado de las personas, haciendo un hueco de al menos unos 50 centímetros de profundidad, y colocar ahí los animales y cubrirlos con tierra y arena.

Anuncio