FOTO: La Razón

Ciudad de México.- Al término del mitin político de los familiares de los 43, un grupo de normalistas comenzó a arrojar piedras, petardos y cohetones encendidos hacia el interior de las instalaciones castrenses, que eran resguardadas por elementos de Seguridad Ciudadana y del propio Ejército.

Los jóvenes encapuchados “tumbaron” las rejas que dividen las instalaciones con la avenida principal, y algunos ingresar para lanzar los objetos en contra de los elementos que resguardaban el Campo Militar 1.

Al menos 40 estudiantes retiraron la puerta principal de acceso y replegaron a los agentes del orden y fuerzas militares a la parte trasera del edificio sede. Además, aprovecharon para realizar pintas con leyendas culpando a las Fuerzas Armadas de la desaparición de los 43 en septiembre de 2014.

Un grupo de 20 elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) se replegó en el acceso principal para resguardar la puerta de acceso en posición “Barrera Romana”, mientras que los normalistas comenzaron a abordar sus unidades para salir del sitio.

En dos camiones antimotines los agentes del orden lanzaron chorros de agua para alejar a los estudiantes y terminar con la agresión, ya que su labor solo fue de contención y no de enfrentamiento.

CON INFORMACIÓN DE LA RAZÓN

Anuncio