• El estado lidera la estadística de la enfermedad con 9 contagios confirmados

Juan Carlos huerta vázquez

Jalisco, 28 de junio.- Jalisco contabiliza nueve casos de viruela del mono, confirmó el secretario de Salud estatal, Fernando Petersen Aranguren, “tenemos dos casos nuevos, que ayer nos reportaron como positivos, tenemos ahorita dos sospechosos y tenemos en seguimiento cerca de 50 pacientes”.

El funcionario refiere que los contagios se registraron por el contacto con personas extranjeras, “ninguno de ellos era de los que teníamos en seguimiento, son casos nuevos y ayer nos reportaron positividad”.

El secretario de salud, informó que dos de los casos positivos son pacientes extranjeros, cuatro residentes del Área Metropolitana de Guadalajara y tres en el municipio de Puerto Vallarta, quienes llevan un seguimiento puntual. Agrega que ya se ha dado de alta a dos, quienes ya no presentan ningún rastro del padecimiento.

El primer registro de seguimiento a un individuo positivo de la llamada viruela del mono, se confirmó el pasado 11 de junio, se trata de un hombre originario de Toronto, Canadá, residente de Puerto Vallarta y quién presuntamente se contagió de un ciudadano de Dallas, Texas.

El extranjero estuvo en el club de playa Mantamar Beach Club, a finales de mayo, en los festejos de la diversidad sexual, razón por la que se mantuvo en vigilancia epidemiológica a las personas que asistieron a ese establecimiento, y departieron con otros comensales, “ese club nos dio tres casos, tenemos todavía por el tiempo en
seguimiento, a algunas gentes que pudieran haber estado en contacto ahí, quienes no han desarrollado la enfermedad. Hay que recordar que son 21 días pero está reunión fue a fines de mayo entonces estaremos eliminando a los individuos que integran ese como un núcleo, como un foco importante”.

Hasta el momento, continúan en seguimiento epidemiológico 55 personas, y se tiene el registro de dos individuos que no desarrollaron la enfermedad, y se les considera libres de ella.

El primer positivo, quién habría provocado contagios, solo se señala en su probabilidad, pues nunca se le aplicaron exámenes; el sujeto asistió a distintas fiestas y centros nocturnos, pero huyo de la atención médica, y del país, cuando se le notificó que era portador de la Viruela Sísmica.

Previamente había estado en Berlín, Alemania, del 12 al 16 de mayo, y el 27 de mayo llegó acompañado de su pareja por motivos turísticos.

Tres días después, el 30 de mayo, ya presentaba síntomas como tos, escalofríos, dolor muscular y lesiones tipo pústulas en cara, cuello y tronco.

La fuga de este turista contagiado encendió las alertas de las autoridades sanitarias, por su presencia, probablemente ya contagiado, en diferentes establecimientos, por lo que se emprendieron cercos sanitarios con el reforzamiento de la vigilancia epidemiológica en las unidades de salud, búsqueda de contactos de riesgo y recomendaciones especiales a la población, especialmente a los empleados de los sitios que fueron visitados por él.

A nivel nacional el pasado 28 de mayo se reportó el primer caso importado de viruela símica en un hombre de 50 años de edad, residente permanente de Nueva York, quien probablemente se habría contagiado en Holanda y fue atendido en la Ciudad de México.

Al momento, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dado a conocer que la viruela sísmica, ya no constituye una alerta mundial.

Anuncio