• José Juan fue capturado por elementos de la Fiscalía Estatal en el mes de octubre del 2018 y puesto a disposición de un Juez, quien previo proceso legal le dictó la condena.

Por Corresponsales.MX

Lerma, Estado de México., 11 de octubre.- La Fiscalía mexiquens obtuvo una sentencia de prisión vitalicia para José Juan Hernández Tecruceño, quien fue encontrado culpable del feminicidio de Fátima, de 12 años de edad, ocurrido en febrero del 2015 en el municipio de Lerma.

 

 

Este martes luego de un largo juicio finalmente hemos logrado llegar a la recta final con el feminicida de la pequeña Fátima, el día de hoy se ha obtenido una sentencia obsequiada por el Poder Judicial tras un trabajo en estrecha mancomunidad con las organizaciones de la sociedad civil, con la familia de Fátima, con la Fiscalía y desde luego con el Poder Judicial del Estado de México, dijo Dilcya Samantha García Espinosa de los Monteros, Fiscal Central para los Delitos Vinculados a la Violencia de Género de la FGJEM.

Imagen

 

Dilcya Samantha García explicó que durante el proceso en donde se tuvieron que dirimir pruebas, se tuvieron que presentar peritajes de alta sofisticación en donde la Guardia Nacional nos pudo ayudar para poder esclarecer los últimos sucesos en cuanto al feminicidio de la pequeña Fátima ha dado frutos el día de hoy, afortunadamente tenemos esta sentencia que además poder hacer un ejemplo importante para otros feminicidios infantiles.

Los hechos por los cuales fue condenado José Juan Hernández Tecruceño, sucedieron el día 5 de febrero de 2015 en la comunidad La Lupita Casas Viejas, donde en complicidad con otro individuo, identificado como Luis Ángel Atayde Reyes y un menor de edad, sorprendió a la adolescente cuando caminaba hacia su domicilio.

feminicidio de fatima quintana una nina que enterraron cerca de su casa 3

Los señalados la amagaron con un arma punzocortante y la trasladaron hacia un terreno boscoso, ubicado a 60 metros de la carretera Toluca-Naucalpan, sitio donde la agredieron sexualmente y luego la mataron.

Tras la desaparición de la menor familiares y vecinos realizaron un recorrido en la zona con la finalidad de localizarla, de esta manera hallaron el cuerpo de la menorcubierto con hojarascas y llantas.

Después de registrarse este ilícito, vecinos de la comunidad identificaron a los probables agresores, los retuvieron y posteriormente fueron entregados a las autoridades.

Cabe mencionar que José Juan Hernández Tecruceño fue presentado ante un Juez con sede en Lerma, quien lo vinculó a proceso por estos hechos, no obstante, en junio de 2017 le fue dictada una sentencia absolutoria, por lo que fue dejado en libertad.

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México apeló esta sentencia absolutoria y fue repuesto el procedimiento en su contra, por lo que la Autoridad Judicial ordenó su aseguramiento.

Imagen

José Juan fue capturado por elementos de la Fiscalía Estatal en el mes de octubre del 2018 y puesto a disposición de un Juez, quien previo proceso legal le dictó la condena.

Por estos mismos hechos en junio de 2017 un juez dictó una sentencia condenatoria de 73 años y cuatro meses de prisión para Luis Ángel Atayde Reyes, y en diciembre de ese mismo año el Juez de Control Especializado en el Sistema Integral para Adolescentes con sede en Zinacantepec, dictó una condena de cinco años de internamiento para Josué Misael “N”, cómplices del ahora sentenciado.

Imagen

La pequeña de tan sólo 12 años, había salido de su casa rumbo a la escuela y al no regresar a la hora habitual con su familia tras las actividades escolares, comenzó una búsqueda que terminó con el descubrimiento del cuerpo de la niña a cien metros de su domicilio.

Antecedentes del caso Fatima

A Fátima, como relata Paola Sánchez Castro, en su reportaje para El Heraldo de México, la violaron vaginal y analmente; sufrió cerca de 90 heridas en el abdomen -entre puñaladas y piquetes-; a su carita y cuello le hicieron cortadas de 10 centímetros.

A Fátima le sacaron un ojito y le tiraron todos los dientes; le fracturaron las muñecas, le dislocaron el hombro, le abrieron el pecho 30 centímetros y las entrepiernas 10 centímetros cada una.

Con tres piedras de 30 kilos cada una, sus agresores, tres hombres -dos de ellos vecinos de la familia de Fátima- le quitaron la vida en un caso que marcó al Estado de México.

Anuncio