Por: Corresponsales.MX

Oaxaca, Oaxaca; a 18 de marzo del 2021.- El Presidente Municipal Morenista de Oaxaca de Juárez, Oswaldo García Jarquín, adquirió un software contable “patito” para cumplir con los informes del gasto público, pero el programa informático no pasó la prueba ante el Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE), que rechazó su uso y aplicación al considerar que “es inservible, no funciona y no ofrece certeza de que los informes financieros sean fidedignos”.

Por esta razón, el municipio emanado del partido MORENA se encuentra catalogado como “incumplido” ante la instancia fiscalizadora y a la vez omiso, al no tener actualizadas las cuentas de los dos primeros años de su administración municipal, lo que significa que en el 2019 no reportó cuenta pública por mil 433 millones 211 mil 828 pesos y en 2020 por mil 558 millones 78 mil 892 pesos, lo que hace un total de dos mil 991 millones 290 mil 720 pesos.

De acuerdo a un documento del mismo OSFE, en junio del año pasado, García Jarquín intentó conectar su sistema contable electrónico al SIMCA (Sistema Municipal de Contabilidad Armonizada) pero el órgano fiscalizador lo rechazó, pues “el sistema contable utilizado actualmente por el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, no cumplía, entre otros aspectos, con lo dispuesto por la Ley General de Contabilidad Gubernamental acuerdos emitidos por el Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC), con la Ley de Disciplina Financiera de las Entidades Federativas y con lo dispuesto por los Municipios en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria”.

El software usado por la Alcaldía de Oaxaca, y por el que pagó 12 millones de pesos, no permite el proceso de registro en tiempo real que preceptúa la Ley General de Contabilidad Gubernamental, toda vez que la información financiera no se genera de forma automática, sino que se realiza por mecanismos alternos mismos que se incorporan posteriormente al informe trimestral, “y esto no da certeza a la información generada”.

El Ente Fiscalizador encontró además que el sistema contable del municipio Morenista, no permite al usuario el monitoreo permanente que debe tenerse del registro de sus obligaciones presupuestales y contables; lo anterior podría resultar que la información trimestral y la de Cuenta Pública, no se pueda constatar fehacientemente su veracidad y en consecuencia los trabajos de análisis que por ley debe efectuar este Órgano Superior de Fiscalización, lo que supone que hay perjuicio en contra de los ciudadanos de la Capital y municipios conurbados.

Los auditores encontraron también que “no es posible que la información contable y presupuestal que obligan a presentar las leyes correspondientes, puedan vincularse y recibirse a través de dicha plataforma, en el cual los ayuntamientos están presentando dicha información, ya que la información procesada en ella es integral, por lo que el Municipio en comento queda fuera de este entorno”.

La administración del edil emanado de MORENA tiene aún un Recurso de Revisión previsto en los artículos 128, 129 130 y 131 de la L de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el Estado de Oaxaca, pero si su software contable no cumple con los lineamientos establecidos, entonces quedará sin comprobaciones.

El Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFE) calificó a la administración de García Jarquín destaca por ser un municipio “incumplido” debido a la falta de estados financieros fehacientes del 2019 y 2020.

Oswaldo García, ha iniciado una campaña política proselitista para buscar la reelección en el Ayuntamiento de Oaxaca y por ende, tener tiempo para solventar o encontrar solución al problema derivado de la falta de comprobación.

Anuncio