Los habrían entregado a un grupo de la delincuencia organizada

Juan Carlos Huerta Vázquez

Los siete policías de Acatic señalados por el plagio de la familia Villaseñor fueron vinculados a proceso y permanecerán en prisión preventiva por un año.

Se les inició el proceso penal por los delitos de desaparición forzada de personas y desaparición forzada de personas agravada.

Iván “N”; Héctor “N”; Araceli “N”; José de Jesús “N”; Jorge Armando “N”; José de Jesús “N” y Julio César “N” fueron detenidos el pasado 4 de abril mediante una orden de aprehensión al presumirse su participación en la desaparición de cinco integrantes de la familia que retornaba a Guadalajara provenientes de la Ciudad de México.


De acuerdo a las primeras investigaciones, los policías municipales de Acatic, en al menos tres patrullas, retuvieron a los integrantes de la familia Villaseñor Romo cuando circulaban a bordo de una camioneta Mazda, y después los habrían entregado a miembros de la delincuencia organizada.

Los afectados pasaron su cautiverio en un sitio donde había más personas plagiadas.

La pequeña Julia Isabella, de año y medio de edad, fue localizada en un predio abandonado del municipio de La Barca, donde se le colocó un mensaje escrito con pluma, en el que se señalaba su nombre y datos de familiares en Guadalajara.

En tanto, el resto de los afectados fueron abandonados en una gasolinera de la localidad La Laja en Zapotlanejo, de donde partieron a la casa de una de las víctimas, y después fueron llevados a declarar a las instalaciones de la Fiscalía.

Anuncio