• Esta mañana decenas de familiares de personas que están presas en el penal, se plantaron en el lugar para saber de sus presos, pero hasta el momento no se ha dado información por parte de las autoridades de sistema estatal penitenciario

Tijuana, BC., 14 de abril.- Las personas que se encuentran privadas de la libertad en el penal de la Mesa en Tijuana habían denunciado el hacinamiento, falta de atención médica, falta de medicamentos, falta de alimentos y castigos de golpes desde mayo del 2020, pero las autoridades penitenciarias nunca hicieron algo para solucionar el problema que se acrecentó cuando la pandemia del coronavirus llegó al penal y las condiciones de salubridad y médica se hicieron críticas.

Esta mañana decenas de familiares de personas que están presas en el penal, se plantaron en el lugar para saber de sus presos, pero hasta el momento no se ha dado información por parte de las autoridades de sistema estatal penitenciario y desconocen cuál es su estado de salud.

Mantiene CEDHBC presencia en Cereso de Tijuana

Familiares aseguran que la falta de alimento es un problema de antaño. Una mujer cuyo hermano está recluido en el penal de La Mesa, mencionan que cuando familiares o internos se quejan les aplican castigos que consideran abusivos pues van desde golpes, castigos a los reos desnudos y maltratos por parte de los custodios.

“Cuando alguien habla o uno de nosotros, familiares que estamos afuera, los castigan feo, les quitan la ropa y los dejan encuerados, prácticamente les están tirando sus cosas y los dejan desnudos, los que están enfermos no los atienden y no les dan medicamento. Esto tiene mucho tiempo, lo arreglan un rato y el problema vuelve” señaló una mujer que no quiso dar su nombre porque su hermano ha sido castigado por quejarse.

Familiares aseguran que el alimento que les proporcionan a los reos es en pequeñas porciones y los internos siempre tienen hambre, por los que se ven en la necesidad de comprar en las tiendas del penal, pero en el mes de julio aumentaron los precios de los alimentos que no les alcanza para alimentarse y viven en condiciones infrahumanas.

Indican que el conato de motín registrado la noche de este martes 13 de abril, fue solo un problema de antaño que no sido resuelto desde que llegaron los nuevos funcionarios del sistema estatal penitenciario a principios de abril del 2020.

Mencionaron que desconfían de la información de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, pues se han quejado y solo abren expedientes, pero el problema continua en la penitenciaría de La Mesa en Tijuana.(Con información de El Sol de Tijuana / Foto:Carlos Luna | El Sol de Tijuana)

 

Anuncio