****Los exfuncionarios de la administración perredista incurrieron en violación a la Ley Sobre Adquisiciones

Por: Verónica Bacaz

Jorge Michel Luna exsecretario de Hacienda durante la administración del perredista, Graco Ramírez así como el extesorero, Armando Sanders de Mendoza fueron notificados por la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción, por los delitos de peculado agravado y ejercicio indebido del servicio público, se presume son alrededor de 500 millones de pesos los que se habrían desviado.

Lo anterior al presuntamente haber distraído recursos públicos, en 2015, para la adquisición de útiles escolares, becas para hijos de trabajadores del Poder Ejecutivo, material de papelería, entre otros por adjudicación directa y no por licitación como lo indica la Ley Sobre Adquisiciones a la empresa Serveis Akram S.A. de C.V., así se  estableció en la carpeta FECC/51/2019-04, la cual habría expedido sólo una factura a la administración estatal. 

En poder de El Financiero se tienen las notificaciones que envió la dependencia en mención a los acusados para que se lleven a cabo las audiencias de imputación, en los juzgados del Centro de Reinserción Social (Cereso) en el poblado de Atlacholoaya, en el municipio de Xochitepec, tanto al exsecretario de Hacienda; el extesorero, Armando Sanders, quien fuera por muchos años delegado de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef); exdirectores, de Presupuesto y Gasto Público y un exsubsecretario de Presupuesto.

Además se utilizaron alrededor de 15 empresas fantasma que habrían participado en este presunto desvío, en la compra de material de papelería, que justificaron entonces, se utilizaría para esta área del Gobierno de Morelos, en el periodo de la administración de Graco Ramírez.

Al cuestionar al extesorero del gobierno estatal, Armando Sanders, respondió en entrevista para EF, que él está tranquilo, que sí ya fue notificado por la Fiscalía Anticorrupción y estarán desahogandose las audiencias con base a lo que indique la ley. 

Y es que, con base en fuentes consultadas por El Financiero, son aproximadamente 500 millones de pesos, en la compra de papelería que no ingresó al gobierno del estado; así como por liberación indebida de cheques, se dispuso de recursos a pesar de ya no ser funcionarios del gobierno. Y es que estás acciones las realizaron en últimos meses de la administración del perredista.

Jorge Michel Luna es señalado por cubrir al exgobernador para obtener un crédito para un automóvil por arriba de los 600 mil pesos, aunado a que se le señala de ser partícipe en “orientar” a los actuales diputados del PRI, en el Congreso Estatal para crear un Fondo de 540 millones de pesos, con el que los legisladores pretenden duplicar las funciones del Ejecutivo estatal.

Anuncio