Este día, autoridades federales y estatales informaron que el 70 por ciento del control de esta conflagración y está al 50 por ciento de su liquidación, no obstante por la noche del martes “si nos llevamos un susto fuerte porque hubo mucho viento, pero estamos haciendo mucha vigilancia, van a continuar los recorridos para atender a la población”, señaló la comisionada nacional de la Coordinación de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa.

Asimismo, detallaron que se han realizado 351 descargas de agua desde los helicópteros en los diferentes puntos de calor,  es decir se han usado 390 mil litros en las más de 300 hectáreas afectadas por el siniestro, por lo que aseguraron que hay “un avance progresivo”.

A su vez, el director estatal de Protección Civil, Enrique Clement Gallardo señaló que no es necesario aplicar el desalojo de personas como se ha referido en redes sociales por lo que reiteró el llamado a hacer caso solo a la información oficial, así como tampoco se han solicitado recursos económicos o materiales para los voluntarios.

“Hoy estamos actuando de manera más organizada, no ha sido necesario el desalojo, hay un avance y control para evitar que el fuego llegue a zonas urbanas”, abundó.

Asimismo, informaron en rueda de prensa que disminuyó la previsión de días que se contemplaban para liquidar el incendio, es decir, ya no serán cinco días, si no tres, pero como hay troncos y árboles que continuarán humeando, se mantendrá la vigilancia en la zona para evitar se vuelva a encender, así como no permitir el acceso a los curiosos.

Anuncio