***El fiscal Uriel Carmona ayer dijo que había indicios fuertes para vincularlos a proceso y que en caso de ser puestos en libertad, podrían apelar el fallo

Por: Verónica Bacaz

Esta noche, un juez decretó libertad a cuatro hombres detenidos el pasado 25 de agosto en el municipio de Ecatepec en el Estado de México, quienes habían sido acusados de perpetrar el atentado a balazos que sufrió el excandidato a la alcaldía de Cuautla y empresario, Carlos Benítez Sánchez ‘Bildmart’ cuando este acudió a recoger a su hija en dicha localidad.

Durante la agresión también resultaron muertos dos escoltas de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y un sicario producto del intercambio de fuego; así también quedaron heridos un escolta más y una menor de 12 años, hija del occiso.

En tanto, este día, tras una larga jornada en los juzgados del poblado de Atlacholoaya en Xochitepec, el juez no encontró elementos suficientes para vincular a Iván “N” de 30 años, José “N” de 27 años, Ulises “N” de 35 años y Anselmo “N” de 21 años de edad, quienes fueron capturados a bordo de un Mustang, el día de la agresión, por elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México en coordinación con la CES. 

Ello ocurre aún y cuando el fiscal general del Estado, Uriel Carmona Gándara aseguró que contaban con indicios fuertes para vincular a proceso a los cuatro detenidos y, que en caso de que el juez los liberara, entonces analizarían apelar el fallo para que no existiera impunidad en el asesinato de quien también fuera testigo protegido de la Fiscalía.

Asimismo, hoy se confirmó la detención por orden de aprehensión de un quinto sujeto Lorenzo “N” que estaría relacionado con la agresión a balazos de dicho empresario, también en Cuautla, este último sí fue vinculado a proceso.

FAMILIARES DE LOS DETENIDOS SEÑALARON QUE ERAN ‘CHIVOS EXPIATORIOS’

Tras confirmarse la puesta a disposición de la Fiscalía de Morelos, de los cuatro primero acusados, familiares amigos de ellos aseguraron que no eran culpables, que los habían agarrado como “chivos expiatorios” e incluso presumieron que fueron torturados y no se les habían encontrado armas al momento de que la policía los detuvo. 

Por ello cerraron la carretera Santa Bárbara-Izúcar de Matamoros a la altura del kilómetro 53 en dirección México-Cuautla, para exigir que los soltaran. 

En tanto, ayer el fiscal refirió que la FGE, era respetuosa de las expresiones, pero que se iba a privilegiar el principio de presunción de inocencia.

Anuncio