– Con estas consignas dió inició la marcha, Ángel no murió, la Guardia lo mató”; “Ellos no nos cuidan, ellos nos asesinan”; “Hoy sabemos que la Guardia Nacional mata. Hoy ya no nos sentimos seguros con su presencia”

Guanajuato., 28 de abril.- Estudiantes de la Universidad de Guanajuato salieron este jueves a las calles para exigir justicia por la muerte de su compañero Ángel Yael Ignacio Rangel, de 19 años, quien murió la tarde del miércoles por disparos de un elemento de la Guardia Nacional.

“Ángel no murió, la Guardia lo mató”; “Ellos no nos cuidan, ellos nos asesinan”; “Hoy sabemos que la Guardia Nacional mata. Hoy ya no nos sentimos seguros con su presencia”; “Justicia para Ángel”, consignaron los estudiantes.

La tarde del miércoles, Ángel Yael, Edith Alejandra y otro estudiante de Agronomía del Campus Irapuato de la Universidad de Guanajuato, tripulaban una camioneta y se dirigían a la comunidad de El Copal tras salir de una fiesta.

En su camino, se encontraron dos patrullas de la Guardia Nacional que realizaban un operativo contra el huachicol en la zona.

Aparentemente los universitarios no hicieron caso a las instrucciones de elementos de la Guardia Nacional, lo que propició que fueran perseguidos por los federales.

Los estudiantes se detuvieron junto al casco de la hacienda El Copal.

La persecución armada culminó cuando uno de los agentes de la Guardia Nacional disparó contra los jóvenes, matando a Ángel Yael, e hirió gravemente a la joven Edith Alejandra, de 22 años; el otro estudiante logró salir ileso.

Mediante un comunicado, la Guardia Nacional asegura que su agente “se desconcertó”, por lo cual disparó contra los tres tripulantes de la camioneta.

“Personal de la Guardia Nacional observó a dos vehículos estacionados en un camino de terracería sin poder identificar a sus ocupantes, quienes al percibir su presencia procedieron a retirarse del lugar de manera precipitada, motivo que provocó desconcierto e incertidumbre entre los miembros de este Instituto Policial.

“Derivado de lo anterior, un elemento de la Guardia Nacional descendió del vehículo en el que se transportaba y de forma unilateral, accionó su arma de cargo en contra de las camionetas que se retiraban del lugar, resultando una persona fallecida y otra lesionada”, se señala en el comunicado.

Estos hechos fueron repudiados por la comunidad estudiantil.

Estudiantes del Campus Irapuato de la UG, donde Ángel Yael cursaba el cuarto semestre de Agronomía y anhelaba hacer un doctorado en investigación, realizaron un homenaje para su compañero.

Frente tótem de la UG, los jóvenes se reunieron vestidos de blanco, colocaron veladoras y un moño negro. Poco después, guardaron un minuto de silencio en su memoria recordando: “Él no estaba en el momento ni lugar equivocado, #JusticiaParaÁngel”.

En el homenaje para Ángel Yael, el rector de la UG, Luis Felipe Guerrero Agripino, dijo que ante este “acto homicida” se ha presentado una queja ante la Procuraduría de los Derechos Humanos que se elevará a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), con todo lo que ello implica.

Los jóvenes del Campus donde estudiaba Ángel Yael también realizaron una marcha por las calles de Irapuato.

Durante el trayecto, se unieron a la marcha familiares de Ángel y de Edith Alejandra.

“Ellos no nos cuidan, ellos nos asesinan”, ”Justicia para Ángel”, fueron algunas de las consignas que se escucharon durante la manifestación pacífica.

Asimismo, desde las escalinatas del edificio central de la UG y por las calles de Guanajuato capital, la comunidad estudiantil repudió el crímen del joven estudiante.

Entre las consignas de los estudiantes se escuchó: “Justicia para Ángel, Justicia para Edith”, “Ángel no murió, la Guardia lo mató”, “La Guardia no me cuida, me cuida la colmena”.

Luego realizaron una marcha hacia la Alhóndiga de Granaditas. Los estudiantes convocaron a otra manifestación para la noche de este jueves en las escalinatas del edificio central de la Universidad y se pidió que llevaran veladoras.

“Por estudiar, quiero terminar graduado, no asesinado”, “Ni una abeja menos”, se leía en algunas pancartas.

Un minuto de silencio en memoria de Ángel y un minuto de aplausos marcaron la manifestación.

“Este hecho no debe de quedar impune, exigimos justicia para Ángel, quién tenía sueños y metas por cumplir. Ya basta de soportar abusos de nuestras autoridades, desde aquí les decimos fuerte y claro que la comunidad universitaria está unida, que las y los alumnos estamos de luto ante este triste y lamentable hecho, que tenemos impotencia y dolor por lo sucedido y que exigimos justicia”, expresaron.

Los estudiantes, dijeron que ya no se van a quedar callados ante la inseguridad y los actos de injusticia que se cometen en contra de la comunidad estudiantil.

El agente de la Guardia Nacional que disparó contra los tres estudiantes de la UG se encuentra detenido en Irapuato, pero la investigación del caso será atraída por la Fiscalía General de la República, dijo el fiscal de Guanajuato, Carlos Zamarripa.

(Con información de El Financiero)

Anuncio