M. Albert Hernández

Tabasco. – Este jueves integrantes de la sección 44 del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) protagonizaron una marcha para exigir mejores condiciones laborales y denunciar el mal servicio médico que reciben, así como una serie de irregularidades en los complejos del estado.

Esta movilización se dio en el marco de la visita del presidente Andrés Manuel López Obrador para anunciar un nuevo yacimiento en Tabasco y también con motivo del 83 aniversario de la Expropiación Petrolera en el país.

Al grito de “los petroleros de ocasión degradan la expropiación” caminaron por la avenida Ruiz Cortines en Villahermosa hasta llegar a las oficinas administrativas de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Tabasco 2000, donde se realizó un mitin.

Desde ahí, demandaron que se respeten todas las cláusulas de su contrato colectivo de trabajo; además de que se pronunciaron porque se cubran las plazas faltantes ahora que se descubrió un nuevo yacimiento en el municipio de Centro.

López Obrador estará en Tabasco para dar detalles de lo que el gobernador Adán Augusto López Hernández describió como “un gran yacimiento en tierra”, después del que está en Huimanguillo, Quesqui; y Cibix, en Nacajuca.

El secretario General de la sección 44, José Zamudio, sostuvo que ahora, con esos campos, la empresa productiva del estado ya no tiene “pretextos” para no pagar a tiempo los salarios a los trabajadores, pues a la fecha se ha retrasado en diversas ocasiones.

“El servicio médico de PEMEX es el peor de todos los tiempos” y “No hay refacciones, ni mantenimiento preventivo”, se podía leer en las lonas que fueron colocadas frente a las oficinas de PEMEX.

Anuncio