Guanajuato.- Repartidores de Uber Eats y de otras aplicaciones de envío se manifestaron afuera de las instalaciones de la XII Región Militar de Irapuato para exigir que los militares paguen todos los pollos rostizados que pideron el pasado 10 de mayo. 

Los trabajadores señalaron que fue el martes por la noche cuando los “soldados” del Octavo Regimiento Blindado pidieron por la aplicación de Uber alimentos del restaurante “Pollo Feliz”, pero que una vez que recibieron la comida se negaron a pagar.

Uno de los militares recibió los pollos en la puerta principal, pero dijo que no tenía cambio y que iría rápido al casino, pero nunca regresó.

Los repartidores expusieron la manifestación en redes sociales

Los repartidores están molestos por este robo y se encargaron de difundir fotografías y mensajes en las redes sociales para exhibir la manifestación. Denunciaron que en la protesta un hombre vestido de civil que se identificó como integrante del Grupo de Información de la Región Militar, les dijo que se retiraran porque “nadie les pagaría ni un solo peso”.

Los prestadores del servicio de Uber Eats pidieron a los mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional hacerse responsables del actuar de la tropa y que pongan orden. “No es justo que actúen como viles delincuentes”, expusieron en las redes sociales.

Anuncio