Chihuahua, Chih.- El gobernador Javier Corral y al menos tres funcionarios de primer nivel de su gobierno, solicitaron al Congreso del Estado les asignen escoltas al término de la administración, tras recibir amenazas algunos de ellos.

El fiscal general del Estado César Augusto Peniche Espejel, no especificó cués de los funcionarios habría sido advertido por la delincuencia.

La iniciativa enviada al Congreso del Estado, prevé la asignación de guardia personal hasta por cuatro años después de terminados sus cargos, es decir, hasta 2025.

Contempla el beneficio tanto para el gobernador, como para el propio fiscal, así como al secretario general de gobierno, Luis Fernando Mesta, y el secretario de Seguridad Pública Estatal, Emilio García Ruíz.

Anuncio