Redacción

HOUSTON. – A partir de este viernes 12 de mayo, el uso del cubrebocas ya no es obligatorio en el estado de Texas.

Ayer entró en vigor el decreto estatal que flexibiliza las restricciones derivadas de la pandemia de coronavirus.

Texas fue uno de los primeros estados que reabrió su economía después de la primera ola de casos de la pandemia en mayo y volvió a liderar en el país la semana pasada.

Aun con eso, comercios, supermercados, tiendas de abarrotes y cadenas de restaurantes dijeron que aún exigirán el uso de mascarillas en sus establecimientos.

En el mismo sentido, el consejo de la ciudad de Austin votó a favor de seguir exigiendo mascarillas y desafió a las autoridades estatales a demandar a la ciudad.

En la ciudad de Austin, estamos comprometidos con salvar vidas”, escribió el concejal Greg Casar en su cuenta de Twitter.

El 2 de marzo pasado, Abbott anunció en un decreto el fin del uso obligatorio del insumo de protección.

Además, determinó la apertura total de los comercios, al tener “los medios para proteger” a su población del coronavirus.

Tras el anuncio, el presidente Joe Biden criticó la medida.

El demócrata dijo que suspender el uso del cubrebocas era un “gran error, un pensamiento neandertal”.

REPARTIRÁN EXCEDENTES

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció que compartirá las vacunas de coronavirus si tienen excedentes.

Si tenemos excedentes, los vamos a compartir con el resto del mundo”, declaró el mandatario durante un evento en la Casa Blanca.

El mandatario celebró un acuerdo en el que la farmacéutica Merck ayudará a fabricar la vacuna de Johnson & Johnson.

Además, el mandatario anunció que su administración donará cuatro mil millones de dólares a la plataforma Covax de distribución administrada por la Organización Mundial de la Salud.

Anuncio