La crisis derivada de la pandemia del COVID-19, ha agudizado la difícil situación económica de muchos países, especialmente en la región de América Latina y el Caribe.
Asuntos económicos

La comisión económica de la ONU para las Américas propone la creación de un mecanismo multilateral de reestructuración de la deuda soberana que vaya de la mano con la creación de una agencia de calificación crediticia multilateral, que actúe como un contrapeso al actual oligopolio de las agencias de calificación crediticia.

La reestructuración, renegociación y alivio de la deuda en los actuales tiempos de pandemia es un tema de interés tanto público como privado, asegura la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

“Necesitamos nivelar el campo de juego entre los acreedores y deudores. Ambos deben compartir la carga”, señaló su secretaria ejecutiva, Alicia Bárcena durante el Foro sobre el Financiamiento para el Desarrollo 2021, que se realiza bajo los auspicios del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas.

En la reunión, participan virtualmente a jefes de Estado, ministros y otras autoridades de gobierno, así como destacados especialistas de organismos internacionales, y representantes de la sociedad civil y del sector privado, con el fin de avanzar en un diálogo sobre las soluciones para financiar la recuperación posCOVID-19 y el desarrollo sostenible con miras a 2030.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas hizo un llamado enérgico a “transparentar las reglas y establecer un sistema multilateral de reestructuración de la deuda que evite, sobre todo en tiempos como el actual caracterizado por la crisis derivada de la pandemia del COVID-19, agudizar la difícil situación económica de muchos países, especialmente en la región de América Latina y el Caribe”.

“El principal obstáculo para la participación del sector privado en la renegociación y reestructuración de la deuda ha sido la ausencia de un equilibrio adecuado entre el interés público y el privado. Urge nivelar el campo de juego”, enfatizó Bárcena. “Es necesario garantizar una estrategia comunicacional eficaz entre los gobiernos y el sector privado para fijar objetivos y expectativas comunes”, agregó.

Oligopolio de las agencias de calificación crediticia
Barcena indicó también que se hace urgente contar con un mecanismo multilateral de reestructuración de la deuda soberana que vaya de la mano con la creación de una agencia de calificación crediticia multilateral, que pueda actuar como un contrapeso al actual oligopolio de las agencias de calificación crediticia.

Anuncio