Cuatro sicarios fueron asesinados, dos puestos bajo nuestro control. Tres policías que habían sido tomados como rehenes fueron recuperados

Por AGENCIA AFP / AP

Autoridades haitianas reportaron la muerte de cuatro presuntos asesinos del presidente de Haití, Jovenel Moise, mientras que dos más fueron arrestados; la Policía dijo que sus fuerzas realizan un operativo en la capital, Puerto Príncipe.

“Cuatro sicarios fueron asesinados, dos puestos bajo nuestro control. Tres policías que habían sido tomados como rehenes fueron recuperados”, dijo el director general de la policía haitiana, Leon Charles, en un comunicado por televisión.

Agregó que la policía persiguió a los asesinos inmediatamente después del ataque a tiros contra Moise y su esposa, que sobrevivió, en su residencia de Puerto Príncipe, en la madrugada del miércoles.

El asesinato pone en alerta porque podría traer más caos al inestable país caribeño, ya acosado por la violencia de las pandillas, la inflación en alza y las protestas de los partidarios de la oposición que acusaron a Moise de aumentar el autoritarismo.

El primer ministro interino, Claude Joseph, aseguró que la Policía y el ejército tenían el control de la seguridad.

Haití, el país más pobre de América, tiene una historia de dictadura y agitación política. Las calles de Puerto Príncipe estaban vacías y tranquilas. En una entrevista con The Associated Press, Joseph pidió una investigación internacional sobre el asesinato, dijo que se deberían celebrar elecciones programadas para finales de este año y se comprometió a trabajar con los aliados y opositores de Moise.

“Necesitamos a todos y cada uno para hacer avanzar al país”, dijo Joseph. Aludió a los enemigos del presidente, describiéndolo como “un hombre de coraje” que se había opuesto a “algunos oligarcas en el país, y creemos que esas cosas no están exentas de consecuencias”

¿Cómo ocurrió el asesinato del presidente de Haití?
Un escuadrón de pistoleros asesinó al presidente Jovenel Moise e hirió a su esposa en una redada nocturna en su casa el miércoles.

Las calles normalmente bulliciosas de la capital, Puerto Príncipe, estaban vacías el miércoles. Se escucharon disparos esporádicos en la distancia, el transporte público era escaso y algunas personas buscaron negocios que estuvieran abiertos para comida y agua.

Bocchit Edmond, el embajador haitiano en los Estados Unidos, dijo que el ataque a Moise, de 53 años, “fue llevado a cabo por mercenarios extranjeros y asesinos profesionales, bien orquestados”, y que se hacían pasar por elementos de la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA, por las siglas en inglés), que tiene una oficina en la capital haitiana para ayudar al gobierno en los programas antinarcóticos.

Joseph dijo que los pistoleros fuertemente armados hablaban español o inglés, pero no dieron más detalles.

La esposa de Moise, Martine, estaba en condiciones estables pero críticas y fue trasladada a Miami para recibir tratamiento médico, dijo Edmond en Washington.

Haití ha pedido ayuda al gobierno de Estados Unidos con la investigación, dijo, y agregó que los asesinos podrían haber escapado a través de la frontera terrestre a la República Dominicana o por mar.

Anuncio