• Fletcher era nieta del difunto Joseph Orgill III, un multimillonario filántropo y magnate local del hardware

MEMPHIS, 7 DE SEPTIEMBRE.- El secuestro y asesinato de una heredera multimillonaria estadounidense ha conmocionado a los residentes de la ciudad de Memphis, en Tennessee.

Su nombre era Eliza Fletcher, de 34 años, y su cuerpo fue encontrado este lunes en la parte trasera de un apartamento dúplex cerca de la comunidad en donde solía salir a trotar.

Las autoridades arrestaron a un hombre de 38 años llamado Cleotha Abston en relación al caso.

El ahora acusado cumplió una condena anterior de 20 años en prisión por secuestrar a un prominente abogado del estado a punta de pistola en el año 2000. Fue puesto en libertad en 2020.

Una maestra de primaria

Fletcher era madre de dos hijos y trabajaba como maestra. Fue secuestrada mientras trotaba el viernes por la mañana cerca del campus de la Universidad de Memphis.

Conocida en la comunidad, Fletcher era nieta del difunto Joseph Orgill III, un multimillonario filántropo y magnate local del hardware. Su empresa está valorada en más de US$3 mil millones y emplea a más de 5.000 personas.

La familia emitió un comunicado después del descubrimiento del cuerpo en el que dijeron que están “desconsolados y devastados”.

“Ahora es el momento de recordar y celebrar lo especial que era y de apoyar a quienes se preocupaban tanto por ella”.

El secuestro

Imágenes de cámaras de seguridad del área muestran cómo un hombre se acercó a ella y se produjo un enfrentamiento físico entre los dos.

Luego el secuestrador la obligó a subirse en una camioneta negra, según documentos policiales.

Su familia ofreció una recompensa de US$50.000 por información sobre su paradero.

La policía de Memphis encontró el cuerpo el lunes por la tarde, pero en el momento no ofrecieron detalles de su identidad.

Este martes revelaron que se trataba de la heredera multimillonaria.

El acusado

En el momento del hallazgo del cuerpo, Abston, que fue arrestado el sábado, ya había sido acusado de secuestro agravado y manipulación de pruebas.

Una cámara de seguridad captó a Eliza mientras hacía ejercicios el viernes. Las imágenes muestran cómo un hombre la forzó a subirse a una camioneta negra.

Una foto de Cleotha Abston tomada en 2017.

Una cámara de seguridad captó a Eliza mientras hacía ejercicios el viernes. Las imágenes muestran cómo un hombre la forzó a subirse a una camioneta negra.

Ahora se han “agregado cargos adicionales contra él por asesinato en primer grado y asesinato en primer grado en la perpetración de un secuestro”, dijo la policía en una actualización.

El hombre fue arrestado después de que se detectara su ADN en un par de sandalias que se encontraron cerca de donde se vio por última vez a Fletcher.

Los agentes también encontraron un vehículo en la dirección donde se hospedaba Abston que coincidía con el que mostraban las cámaras de seguridad.

Cuando los alguaciles estadounidenses llegaron a la residencia el sospechoso intentó huir, pero más adelante fue capturado.

No han trascendido detalles sobre la causa exacta de la muerte ni las motivaciones del crimen.

Anuncio