Entretanto, la ONU declaró que por lo menos 138 manifestantes pacíficos han sido abatidos en protestas desde el golpe militar del 1 de febrero

Por Agencia AFP RANGÚN

La junta militar de Myanmar declaró la ley marcial en gran parte de la mayor ciudad del país, luego de un fin de semana en que las fuerzas de seguridad mataron a decenas de manifestantes que protestaban contra el golpe de Estado reciente.

Entretanto, la ONU declaró que por lo menos 138 manifestantes pacíficos han sido abatidos en protestas desde el golpe militar del 1 de febrero.

Los acontecimientos agravan la crisis desatada con la insurrección militar que derrocó al gobierno elegido de Aung San Suu Kyi.

Un movimiento civil ha surgido en todo el país para desafiar al régimen militar con protestas diarias, que los militares tratan de sofocar con gran violencia, incluso fuerza mortal.

Los ataques contra fábricas de propiedad china en la mayor ciudad de Myanmar llevaron el lunes a China a exigir que se protejan tales instalaciones y a sus trabajadores.

Sin embargo, en Myanmar crece la furia hacia China por su silencio ante la represión del gobierno contra las protestas que han surgido en contra del reciente golpe de Estado.En Beijing, un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores informó que la embajada china en Myanmar había contactado a las autoridades locales para exigirles que protejan a las propiedades y nacionales chinos.

Anuncio