Por Agencia

Por Agencias

AUSTIN, Texas, EU; a 15 de abril del 2021. El gobernador de Texas, Greg Abbott, pidió al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que designe como “organizaciones terroristas” a las bandas mexicanas de tráfico de drogas.

“Como gobernador, le insto a que emprenda acciones inmediatas para combatir los peligrosos y mortíferos cárteles mexicanos de la droga”, indica en una carta, dirigida también a la vicepresidenta Kamala Harris. “Estas bandas traen terror a nuestras comunidades”, escribió Abbott. “Contrabandean narcóticos y armas dentro de Estados Unidos para financiar sus actividades ilegales. Fuerzan a mujeres y niños en el tráfico humano y sexual, se enriquecen con la miseria y la esclavización de los inmigrantes”.

El mandatario del estado fronterizo con México añadió que estos cárteles “son organizaciones terroristas extranjeras y ya es tiempo de que el Gobierno federal las designe como tal”.

La designación que Abbott reclama del presidente Biden es un mecanismo que otorga al Gobierno federal medidas adicionales para combatir las organizaciones extranjeras calificadas como terroristas.

La Corte del Distrito Este de Nueva York ordenó incautar cinco propiedades al narcotraficante Rafael Caro Quintero, las cuales están ubicadas en la ciudad de Guadalajara y sus alrededores.

“Estas propiedades, descritas en la denuncia de decomiso civil presentada el 11 de octubre de 2019, fueron compradas por Rafael Caro Quintero (“RCQ”) con ganancias de la droga generadas por la organización narcotraficante de Caro Quintero, una facción de la organización del crimen organizado mexicano conocido como el Cártel de Sinaloa”, indicó la corte neoyorquina.

Rafael Caro Quintero está prófugo de la justicia y su nombre está dentro de la lista de los “diez criminales más buscados” por el FBI. En abril de 2018, se inició una acusación formal en un tribunal federal de Brooklyn que acusa a Caro Quintero de liderar una empresa criminal y otros delitos, incluido su participación en el secuestro, tortura y asesinato en 1985 del agente especial de la DEA Enrique “Kiki” Camarena.

Foto Cortesía de: Whitehouse.gov

Anuncio