-Le pido disculpas al municipio, no somos vándalos, pero como pobres nos toca actuar así para que nos escuchen […] Solo queríamos sepultarlo porque no falleció de coronavirus”, dijo Rosa Kathetine Quintero, la hija mayor del hombre fallecido.                                 

COLOMBIA.- Los familiares de Ramón Eliécer Quintero sacaron a la fuerza el cadáver del hospital San Rafael, ubicado en Fundación (Magdalena) violentando la puerta del hospital y, posteriormente, emprendiendo la huida.

El jueves pasado, el caos se tomó el hospital San Rafael, ubicado en Fundación, en el departamento de Magdalena, cuando un grupo de personas decidieron llevarse un cadáver de un hospital.

En la mañana, los familiares de Ramón Eliécer Quintero, de 59 años, fueron informados sobre el fallecimiento de esta persona por causa de la covid-19. Sin embargo, ellos se rehusaron a creer que esta hubiera sido la causa de la muerte del señor, pues aseguran que él padecía de problemas respiratorios hacía más de 14 años.

Le pido disculpas al municipio, no somos vándalos, pero como pobres nos toca actuar así para que nos escuchen […] Solo queríamos sepultarlo porque no falleció de coronavirus”, mencionó Rosa Katherine Quintero, la hija mayor del hombre fallecido.

“Sí, mi papá murió, como dijeron los médicos, porque el cuerpo se encontraba en estado de descomposición. Yo llegué anoche y no me dejaron [pasar], me dijeron que pasara a las siete de la mañana, pero me llamaron a las 4:30 a.m. para decirme que mi papá había fallecido”, relató Rosa Katerine Quintero.

Sin embargo, como quedó registrado en un video, los familiares ingresaron a donde estaba el cuerpo y en la misma camilla donde reposaba el cadáver de Quintero decidieron sacar el cuerpo del establecimiento de salud. Lo hicieron a la fuerza, violentando la puerta del hospital y, posteriormente, emprendiendo la huida.

Corrieron por las calles de Fundación con la camilla que llevaba el cuerpo hasta el municipio de Sampués, en Aracataca, donde esperan darle cristiana sepultura.

Entretanto, la E.S.E hospital San Rafael se refirió a la situación, rechazando los actos vandálicos que tuvieron lugar y asegurando que el paciente “permanecía en abandono por parte de los familiares mientras recibía la atención médica requerida”.(Con información de www.semana.com/televisa.com)

Anuncio