FGR la compra de dicha propiedad está vinculada con la acusación contra Lozoya por supuestos sobornos de Odebrecht

Ciudad de México, 14 de mayo.- La Fiscalía General de la República (FGR) demandó ante un juez federal la extinción de dominio de una lujosa residencia en Ixtapa Zihuatanejo, comprada en 2013 por la esposa del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya Austin, la cual tiene un valor estimado de 1.9 millones de dólares.

Mediante un decreto, la dependencia federal emplazó a posibles interesados en comparecer al juicio de extinción 3/2022, que lleva la jueza Primera de Distrito especializada en esa materia, Esperanza Arias.

De acuerdo con la indagatoria, días después de que Pemex autorizara la compra de la planta “chatarra” de fertilizantes Agro Nitrogenados, en julio de 2013, un abogado y directivo de Altos Hornos de México (AHMSA) adquirió en representación de Marielle Eckes, esposa de Lozoya Austin, una residencia ubicada en el exclusivo condominio “Quinta Mar”, en Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero.

Según una investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, la compra de ese inmueble incluye una transferencia de USD 1.2 millones, hecha a través de una cuenta en Suiza ligada con supuestos sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Cabe destacar que dicha propiedad cuenta con una superficie de 3,578 metros cuadrados, siendo la residencia más grande de las tres que conforman el condominio.

También puedes ver: Lourdes Mendoza gana demanda civil por daño moral a Emilio Lozoya

Esta demanda se suma a la que está en trámite desde noviembre y por la cual la FGR busca la extinción de la casa en Lomas de Bezares que Lozoya compró por 38 millones de pesos en 2012.

Anuncio