Tres días del festival EDC

-Artistas de renombre deleitaron
-Escenarios de lujo para vibrar alto
-Color, sabor y buena música…

 

Por: Eric Vilchis 

Fotos: Redes EDC

Ciudad de México. – El Electric Daisy Carnival (EDC) 2024 fue todo un éxito en su décima edición; durante tres días, el Autódromo Hermanos Rodríguez albergó a los mejores expositores de la música electrónica para deleitar a los miles de asistentes que se hicieron presentes y llegaban de distintas partes del mundo y su única intención era bailar y disfrutar de uno de los festivales más importantes. Como todo buen anfitrión, el mexa se portó a la altura y demostró que es de los países en que mejor se vibra para este tipo de eventos masivos.

Comenzaba la fiesta del EDC el día viernes y desde el exterior del lugar ya se podía observar como los presentes llegaban a la zona oriente de la ciudad con toda la actitud para poder inaugurar el evento que, a diez años de su inicio, sigue conservando su esencia. Outfits coloridos acompañados de sombreros, pulseras, banderas, lentes y carteles anunciaban que llegaba una marea de personas que iban en busca de poder saborear las mejores pistas que saldrían de la gran variedad de tornamesas expertas que se ofrecían. En las inmediaciones del lugar, maquillistas se encargaron de poner bellas a las chicas que formaban parte de este colorido performance.

Adentro del festival, distintos escenarios esperaban a los fanáticos que se presentaban frescos y con toda la energía, la cual, sin duda alguna, sería gran factor para quienes pasaban lista los tres días. La mayoría de personas aprovechó el día uno para dar una vuelta y poder ubicar el escenario en donde se presentaría su artista favorito, algunos mejor se dieron a la tarea de tomarse la icónica foto del recuerdo aprovechando que no había tanta gente, sin embargo, hubo quien decidió recargar su pulsera de manera inmediata para comprar una bebida y así, mitigar el calor y el hambre. Los vasos del evento se vendieron como pan caliente, para el día domingo ya muy pocos puntos de venta lo ofertaban.

Conforme pasaban las horas el EDC agarraba color y fue entrando la noche cuando se podía apreciar un lugar lleno de personas bailando y teniendo una de las mejores experiencias. Hubo quienes ya sabían que artista escuchar, pero también una gran mayoría de jóvenes que se aventuraron a recorrer las diferentes zonas de música para ver cuál era su preferida. También los juegos mecánicos fueron parte de lo más llamativo, largas filas se hicieron, pues nadie se quería perder la oportunidad de mirar el EDC desde varios metros de altura y aprovechar de paso esa sensación que te da un juego extremo.

Para el día sábado y ya con más confianza, desde que se abrieron las puertas del Autódromo Hermanos Rodríguez, niños, jóvenes y adultos comenzaron a pasar los filtros de seguridad para comenzar desde temprana hora a disfrutar el Electric Daisy Carnival (EDC) 2024 que presentaba un line up de lujo y digno para disfrutar el fin de semana. Muchos tours de provincia comenzaron a llegar horas antes del comienzo para dejar a los asistentes que venían de diferentes partes de la República. La venta de comida y micheladas fue de gran ayuda para todo aquel asistente que quería echar un precopeo y bajón antes de entrar. La buena música comenzó a sonar durante el atardecer en el escenario principal e icónico de EDC, por lo que el público comenzó a acercarse y poder escuchar música electrónica acompañada de un atardecer de ensueño.

Comenzando la noche y con una luna espectacular que vigilaba el festival se desarrollaba el segundo día de EDC. Para ese entonces, ya muchos habían armado el plan, por lo que en todos los escenarios que fueron instalados había gente conviviendo y pasando un rato agradable. Los sitios de comida tenían gente, pero no más que en donde se vendió cerveza. Conforme pasaban las horas la música iba subiendo y ponía a bailar a todo presente.

La fiesta estuvo a tope pasando la medianoche del sábado, fue cuando la mayoría de invitados disfrutó más; se podía apreciar mucha gente bailando y siendo parte de este décimo aniversario donde los organizadores echaron la casa por la ventana. También no faltaron aquellos que para este segundo día ya estaban cansados y prefirieron buscar una orilla o un árbol para acomodarse y poder descansar viendo desde lejitos lo mejor del evento.

Ya de madrugada finalizó el segundo día. En las largas filas que se hacen a la salida se escuchaba como los asistentes se iban con un buen sabor de boca, se hablaba de que “había estado con madre” y que “había sin duda valió la pena y el esfuerzo invertido”.

Para el día domingo y último de EDC de nueva cuenta se observó una gran cantidad de gente, cabe resaltar, que los Jóvenes ya iban un poco más casados que otros, pero todos coincidían en poder cerrar con broche de oro el festival que llega a México anualmente. Durante este día hubo gran cantidad de menores de edad, cabe recalcar, que en todo momento estuvieron acompañados de algún adulto mayor. Incluso, varias familias completas se caracterizaron de algunos personajes famosos para poder ambientar y darle ese sabor al Electric Daisy Carnival.

Las ganas de disfrutar al máximo este último día no se hicieron esperar, y pese a un sol que pegaba a sol de plomo, los asistentes no dejaban de bailar, hubo quienes más abusados traían la cerveza fría en mano, y algunos más con una bebida sin alcohol se refrescaban. El saber que era el tercer día de festival motivó a los asistentes a disfrutar a tope. La gente no desaprovechó el momento para tomar una foto o grabar un vídeo para presumirlo en sus redes sociales. Las activaciones de las marcas sirvieron como spot perfecto para todos aquellos que necesitaban la foto del recuerdo.

Aprovechando que se levantaba la Contingencia Ambiental se logró que, durante el domingo los fuegos artificiales se hicieran sonar y destellar. Algunas esculturas y escenarios se iluminaron con las luces de los cohetes. Para el éxtasis del festival EDC 2024, la gente ya tenía identificado el lugar en donde al menos dos expositores del género ponían fin a esta edición. Por lo que comenzaron a tomar su lugar y disfrutar de este final épico.

Leyendo un letrero enorme que anunciaba el fin y daba esperanza de regresar el próximo año, la gente abandonaba el Autódromo Hermanos Rodríguez. Algunos al final aprovecharon la salida para comprar la merchs oficial y llevarse una prenda del evento.

Con una lluvia de fuegos artificiales, el EDC 2024 llegó a su fin.

Al día siguiente, se viralizaron videos de un portazo que organizaron fanáticos que se quedaron afuera. Las autoridades no pudieron hacer nada ante la euforia de los desquiciados que hicieron todo por entrar.

EGV