En respuesta a una solicitud del PRI, y secundada por todos los partidos de oposición, el INE concedió la petición de una medida cautelar y ordenó al partido Morena y a su dirigente nacional, Mario Delgado, frenar y retirar su campaña en contra los “traidores a la patria”.

En referencia a la “campaña de odio” en contra de los diputados federales del PRI, PAN, MC y PRD que votaron en contra de la reforma eléctrica, la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto coincidió con los partidos denunciantes en que “se está ante una posible calumnia y una campaña de comunicación que incita al odio”.

Por lo anterior, resolvió que Morena, “de inmediato, en un plazo que no podrá exceder de tres horas, realice las acciones, trámites y gestiones necesarias y suficientes para eliminar las publicaciones denunciadas alojadas en Twitter, así como de cualquier otra plataforma electrónica o impresa bajo su dominio, control o administración”.

También ordenó que “se instruyó a la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del INE para que pueda determinar quiénes son los responsables de la página ´traidoresalapatria.mx´, disponible en internet, a efectos de que sea retirada del acceso público”.

Estimó que procede la medida cautelar “por presunta calumnia, por difundir una publicación con la que, según el quejoso, pretenden restarle simpatía frente al electorado de cara a los procesos electorales locales en curso”.

Antes de recibir el martes 26 de abril otra solicitud del partido Movimiento Ciudadano (MC), que pidió la misma medida cautelar “de manera urgente” ante la “propagación del discurso de odio y polarización por parte del presidente Andrés Manuel López Obrador y de Morena”, la Comisión del INE concluyó que “las publicaciones en las que se menciona la expresión “PRI, PAN, PRD y MC son traidores a la patria”, desde una perspectiva preliminar y bajo la apariencia del buen derecho, imputan de manera directa un delito por el que no se ha establecido la culpabilidad del partido político denunciante o de quienes forman parte de él, dado que la traición a la patria es un tipo penal previsto en el Código Penal Federal”.

La campaña “no es una manifestación aislada o espontánea surgida o emitida exclusivamente en el seno del ámbito parlamentario, sino que este tipo de expresiones trascendieron de la esfera legislativa y ahora forman parte de una posible estrategia o campaña partidista”, sostiene el dictamen.

“La posible campaña de odio puede violar los derechos de las personas legisladoras e incluso poner en riesgo su integridad”, advierte.

‘Ya qué’, Morena indica que acatará orden del INE

El presidente de Morena, Mario Delgado, respondió al INE y aseguró que, “como siempre”, acatará la orden de la autoridad electoral de retirar la campaña contra “los traidores a la patria”.

Al conocer la resolución de la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral, expresó que “en nuestro partido respetamos la ley y a las instituciones; siempre hemos sido y seguiremos siendo un movimiento pacífico, que no ha emprendido ninguna campaña de odio”.

“Lo que tenemos es una campaña de información para que el pueblo de México sepa cómo votaron cada uno de los diputados. Estamos dando a conocer información, debates, sesiones, votaciones, que ya es pública”, estimó.

Aseguró que “ya no llamarán traidores a la patria a los traidores”, pero advirtió que “en Morena nunca se dejará de decir la verdad, por lo que ahora simplemente les dirán: ‘vendepatrias’”.

“Las y los diputados no pueden reclamar anonimato porque no son traficantes de influencias o cabilderos anónimos, son servidores públicos, cuyo salario lo pagan las y los mexicanos, pueblo al que deben de representar y rendirle cuentas”, declaró.

Por lo tanto, consideró, “hacer pública la información que es pública no representa ninguna campaña de odio, mientras que, quien vota a favor de los extranjeros y en contra de la soberanía de nuestro país, en cualquier lugar del mundo es considerado como un traidor a su nación, un ‘vendepatrias´”, insistió.

Delgado reprochó que el INE “siga demostrando su parcialidad, al considerar que Morena ha emprendido una campaña de odio, cuando simplemente es una campaña de información y que, además, se sume a la visión clasista de quienes votaron en contra de la soberanía y seguridad energéticas del país”.

“No coincidimos con el Instituto Electoral, no se le debe temer a un pueblo informado porque el pueblo de México es valiente, pero no violento; tiene memoria y ha decidido, desde hace tiempo, que nuestras diferencias se diriman en las urnas y con votos. Atentar contra la soberanía nacional no es de buenos mexicanos, nunca debemos de darle la espalda a nuestro país”, indicó.

* Con Información cortesía de: lapalabradelcaribe.com

Anuncio