Por: Corresponsales.MX

Hermosillo Son; a 14 de marzo del 2021.- Para empujar las condiciones que favorezcan un retorno a la normalidad, ayudando a prevenir el contagio por Covid-19, investigadores de la Universidad de Sonora desarrollan una pulsera biométrica que identifica posibles casos de contagio, aun antes de que haya síntomas.

Se trata de un dispositivo que mide a través de sensores la oxigenación en la sangre, el ritmo cardíaco, la presión sanguínea y la temperatura de quien lo porta.

El Doctor Federico Cirett Galán explicó que el objetivo de este proyecto, que se encuentra ya en fase 1, es crear una plataforma integral que combine distintas tecnologías (dispositivos, aplicaciones, metodologías y algoritmos) para detectar de inicio, patrones en datos biométricos que indiquen sospecha de Covid-19 en personal que acude regularmente a la Universidad de Sonora.

A la fecha ya se tienen las primeras diez pulseras de prototipo y la meta es lograr que este año se distribuyan 200 dispositivos entre personal académico y administrativo de la Máxima Casa de Estudios de Sonora.

Se trata de prevenir contagios, teniendo en consideración que una de las características del Covid-19 es que la persona contagiada puede ser asintomática y contagiar sin querer a todos los que lo rodean en un área cerrada.

“No sabemos si nos infectamos hasta 5 o 6 días después de que presentemos síntomas o peor, que también seamos asintomáticos y nos convirtamos en un nuevo vector silencioso de propagación”, apuntó el investigador.

El proyecto, en el que participan investigadores universitarios, surgió como una alternativa para ayudar al personal académico y administrativo que necesita seguir asistiendo al Campus universitario, donde se les mide la temperatura al ingresar, medida que no previene totalmente el contagio, ya que muchas personas presentan fiebre posteriormente, ya estando dentro del Campus.

Los sensores de la pulsera permiten llevar un control periódico de la oximetría, presión sanguínea, ritmo cardíaco y temperatura del portador. Esos datos son transmitidos de forma anónima a una base de datos para crear un historial de su comportamiento biométrico.

Cirett Galán indicó que se utilizan algoritmos de Inteligencia Artificial para procesar toda la información generada, para detectar casos sospechosos de Covid incluso antes de que la persona sienta los primeros síntomas.

Indicó que la meta es lograr tener para junio de este año una base de datos suficiente para saber si se pueden identificar portadores del Coronavirus y así evitar contagios y para fin de año se espera estar en condiciones de saber si el proyecto funcionó y se puede llevar a otros ámbitos de la vida que permitan un retorno más rápido a la normalidad.

Adicional a la pulsera biométrica, se pretende evaluar la calidad del aire en algunas áreas cerradas, para ver el comportamiento de partículas por millón que se registren en relación con el número de personas que ingresan al área y comparar esta información con la calidad del aire del ambiente.

Esta es una investigación multidisciplinaria encabezada por la Maestría en Ingeniería en Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial y el Centro Metrópolis de la Universidad de Sonora para la investigación y desarrollo de soluciones. La Doctora Raquel Torres y el Doctor Federico Cirett Galán encabezan el proyecto.

Forman parte de este los investigadores de primer nivel: Dr. René Navarro, está a cargo de la aplicación móvil; Dr. Víctor Benítez, a cargo de los sensores; Dr. José Luis Ochoa, colaborador; Lic. Francisco Ochoa y el Dr. Martín Alcaraz, ambos de Metrópolis, están a cargo de las estaciones de monitoreo del aire.

Anuncio