Estas unidades “patito” están manejadas por personal que no está capacitado, no tiene los insumos médicos para atender una emergencia y por consiguiente pone en riesgo a las personas que han sufrido un accidente o tienen algún malestar por el virus SARS-CoV-2.

Por Corresponsales.MX

Ciudad de México.- Ante el crecimiento de emergencias asociadas a la pandemia de COVID-19, ha crecido el número de ambulancias sin registro que ofrecen servicios de mala calidad quienes necesitan el traslado a un hospital.

Estas unidades “patito” están manejadas por personal que no está capacitado, no tiene los insumos médicos para atender una emergencia y por consiguiente pone en riesgo a las personas que han sufrido un accidente o tienen algún malestar por el virus SARS-CoV-2.

Antes de la pandemia, unas mil ambulancias “privadas” operaban en las calles de la Ciudad de México, pero ahora son tantas que incluso entorpecen la labor de aquellas que pertenecen a la Cruz Roja y los servicios de Salud.

En la alcaldía de Azcapotzalco, en el cruce de la Avenida Norte 45 y la Calzada Vallejo, se registró un percance que da muestra de lo anterior, pues incluso hubo agresiones de por medio.
Tripulantes de una ambulancia con el nombre social de “Ángeles White”, llegaron al lugar tras registrarse el accedente, pero obstruían la ayuda a los heridos e incluso se le fueron encima a los paramédicos de la Cruz Roja, por lo que se presentaron 12 ambulancias de la institución para apoyar a sus compañeros.

Más tarde, 4 ambulancias “patito” cerraron el paso a otra ambulancia de la Cruz Roja sobre Calzada Vallejo, a la altura de la estación del Metrobús Cuitláhuac, por lo que fue necesario el auxilio de policías para calmar la situación.

 

Fotografía: Cortesía Cruz Roja Mexicana

Anuncio