Ciudad de México.- La concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera alcanzó un nuevo récord el año pasado, y la Amazonia pierde su capacidad para absorber CO2, indicó este lunes la Organización Meteorológica Mundial (OMM), a días de la conferencia COP26 sobre el clima.

“La abundancia de gases de efecto invernadero que retienen el calor en la atmósfera volvió a alcanzar un nuevo récord el año pasado, y la tasa de aumento anual registrada fue superior a la media del período 2011-2020”, según el boletín de la OMM.

En su informe, la agencia de la ONU indica que ya se evidencia “la transición de una parte de la Amazonia de sumidero a fuente de carbono.

“Es alarmante y está vinculado a la deforestación en la región”, afirmó el secretario general de la OMM, Petteri Taalas, en una conferencia de prensa.

La desaceleración económica causada por el covid “no tuvo ningún efecto evidente en los niveles atmosféricos de los gases de efecto invernadero ni en sus tasas de aumento, aunque sí se produjo un descenso transitorio de las nuevas emisiones”, explicó el boletín.

La OMM indicó que si no se detienen las emisiones, “la temperatura mundial seguirá subiendo”.

Como el dióxido de carbono (CO2) es un gas de larga vida, “el nivel de temperatura observado actualmente persistirá durante varias décadas aunque las emisiones se reduzcan rápidamente hasta alcanzar el nivel de cero neto”, agregó.

La conferencia de la ONU sobre cambio climático CO26 se celebrará en Glasgow desde el domingo 31 de octubre al 12 de noviembre.

Si continuamos utilizando los recursos fósiles de manera ilimitada, podríamos alcanzar un calentamiento de unos 4 grados de aquí a finales del siglo”, advirtió Petteri Taalas, citado en el comunicado.

 

Anuncio