Chihuahua, Chih.- La Fiscalía General del Estado dio a conocer que cinco de las seis víctimas de la masacre ocurrida la madrugada de ayer en la ciudad de Parral, eran originarias del estado de Sinaloa.

César Peniche Espejel, titular de la dependencia, informó que dos fueron decapitados y que todo pudo derivarse de una venganza, por un acto similar ocurrido en febrero pasado en el vecino municipio de Coronado.

Las autoridades informaron que los fallecidos fueron identificados como Ángel Francisco Quiñónez Morales, Jacinto García Urías, Rogelio Adán Vega Rodríguez, Trinidad Vizcarra García y Francisco Javier Quintero Iturrios.

Uno más permanece en calidad de desconocido.

Los cadáveres de los jóvenes fueron encontrados ayer en un camino de terracería que conduce a la comunidad de Zapien, entre los municipios de Valle de Zaragoza y Parral.

Anuncio