México, 27 de abril.-  Morena tiene tres horas para bajar la plataforma traidoresalapatria.mx, así como eliminar las publicaciones denunciadas alojadas en Twitter, o de cualquier otra plataforma bajo su dominio

La Comisión de Quejas y Denuncias del INE ordenó a Morena y a Mario Delgado, su líder nacional, como medida cautelar, que retiren las publicaciones en contra de legisladores de oposición que votaron en contra de la reforma eléctrica, por considerar que se está ante una posible calumnia y una campaña de comunicación que incita el odio, que incluso puede poner en riesgo la integridad de los legisladores.

Por esto, ordenó que en un plazo que no podrá exceder de tres horas, Morena realice las acciones, trámites y gestiones necesarias y suficientes para eliminar las publicaciones denunciadas alojadas en Twitter, así como de cualquier otra plataforma electrónica o impresa bajo su dominio, control o administración.

También, ordenó a la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del Instituto que determine quiénes son los responsables de la página en internet “traidoresalapatria.mx” para efectos de que sea retirada del acceso público.

La solicitud de media cautelar en contra de Morena y su líder político, fue solicitada por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), bajo el argumento de una presunta calumnia y por difundir una publicación con la que, según el PRI, pretenden restarle simpatía frente al electorado de cara a los procesos electorales locales en curso.

Mario Delgado insiste con denuncia contra diputados de oposición
La Comisión determinó que es válida la queja en torno a que las publicaciones en las que se menciona la expresión “PRI, PAN, PRD y MC son traidores a la patria”, constituye desde una perspectiva preliminar, una forma de “delito por el que no se ha establecido la culpabilidad del partido político denunciante o de quienes forman parte de él”.

Señala que esta manifestación no es espontánea, sino que “este tipo de expresiones trascendieron de la esfera legislativa y ahora forman parte de una posible estrategia o campaña partidista que podría provocar, además de calumnia, la incitación al odio y a la violencia en contra de otros actores y fuerzas políticas”.

Por estas razones, la Comisión estimó que la posible campaña de odio “puede violar los derechos de las personas legisladoras e incluso poner en riesgo su integridad”.

➡️ Suscríbete a nuestro Newsletter y recibe las notas más relevantes en tu correo

También precisó, que este tipo de manifestaciones podrían, eventualmente, vulnerar el derecho de las personas legisladoras al efectivo desempeño del cargo, porque parecería que votar en contra de las propuestas de reforma hechas por el partido político predominante o por el Presidente de la República les conllevaría una campaña de odio en su contra.

(Con información de El Sol de México)

Anuncio