Participó en el secuestro del agente de la DEA Kiki Camarena

Por Juan Carlos Huerta Vázquez

Guadalajara, Jalisco., 29 de abril.- Un cómplice del narcotraficante Rafael Caro Quintero, partícipe en la ejecución, y torturas del agente de la DEA Enrique ‘Kiki’ Camarena, y del piloto Alfredo Zavala Avelar, murió por causas naturales en un hospital público

Se trata de José Luis Gallardo Parra, alias ‘El Güero’, quien contaba con 75 años de edad, falleció en la llamada ‘sala chica’ del antiguo Hospital Civil de Guadalajara, debido a complicaciones de una enfermedad renal.

Se encontraba preso en Puente Grande, donde pagaba una sentencia de 86 años de prisión, e interpuso al menos cinco juicios de garantías para que se le concediera la medida de casa por cárcel, debido a su avanzada edad, sin embargo se le negaron, según información del Consejo de la Judicatura Federal, porque no superaba las dos terceras partes de la condena, es decir más de 51 años de prisión.

El también apodado como ‘el Gúerito’ pereció por una arritmia cardiaca súbita, y su condena comenzó a trascurrir desde el 12 de diciembre de 1989 por los delitos de homicidio calificado, plagio o secuestro, inhumación clandestina, asociación delictuosa y encubrimiento.

Gallardo Parra participó junto a otros sicarios del Cártel de Guadalajara, en el secuestro del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar, registrado el 7 de febrero de 1985, a unos metros del Consulado de Estados Unidos de América en Guadalajara, y llevó al policía ante los narcotraficantes Rafael Caro Quintero y Ernesto Rafael Fonseca Carrillo ‘Don Neto’ para que lo interrogaran, y luego lo torturaron y asesinaron en una finca.

‘El Güerito’ también participó en el secuestro del piloto Alfredo Zavala Avelar, y provocó su muerte.

Información del área de Reinsersión Social en Jalisco refiere que José Luis fundó un equipo de beisbol en el reclusorio, y apoyo en la impartición de cursos de superación personal a la población penitenciaria, además que emprendió un negocio de elaboración de fajos “pitiados” al interior del penal.

De entre los vinculados al llamado Cartel de Guadalajara, y relacionado al homicidio del agente Camarena, solo queda preso Miguel Ángel Félix Gallardo, líder del grupo delictivo, ya que el también líder, Rafael Caro Quintero, se encuentra prófugo desde 2013 cuando salió de presidio por una resolución judicial irregular.

Anuncio